Por Eva Llergo

Por cuarto año consecutivo los integrantes de Mundo Quinta nos han regalado 50 minutos (exactos) de energía, de frescura, de ganas de vivir, de valentía, de ruptura absoluta de tópicos sobre la adolescencia. ¿Por qué no decirlo? Toda la familia somos muy fans de este precioso y necesario proyecto de creación escénica para adolescentes de 13 a 19 años, iniciado hace cuatro temporadas en Espacio Abierto Quinta de los Molinos, que capitanea Belén de Santiago  de Cross Border Project. Sumidos en la ignorancia cabría pensar que al ser un proyecto hecho por y para adolescentes solo cautivaría a los jóvenes. Pero lo maravilloso y mágico de Mundo Quinta es que nos conecta, sin darnos cuenta, con los adolescentes que seremos, que somos o que fuimos y que (¿por qué no?) de alguna forma siempre seguiremos siendo.

Pero, ¿por qué tanto entusiasmo por algo que algunos escépticos llamarían simplemente “muestra de teatro”?

Primero, porque hay que romper una lanza por los proyectos de creación no profesionales que son la cura de muchos traumas, la puerta de entrada para muchas vocaciones artísticas y el descubrimiento de la magia del teatro de muchos espectadores que “para ver a [email protected] [email protected]” se sientan por primera vez en un patio de butacas.  Pero segundo, porque este proyectazo de creación escénica es mucho más que un “taller de teatro” al uso. De octubre a junio los integrantes de Mundo Quinta exploran sus capacidades teatrales sí, pero también se exploran a sí mismos y a su entorno. Porque, ¿qué es si no el teatro sino otra manera de explorar e interpretar el mundo? Si en su primera edición (#Nofilter) Mundo Quinta hablaron sobre su visión de la Educación, en la segunda de las expectativas (#Niidea), en la tercera sobre el concepto de “normalidad” (Érase una vez…), ahora en ¿Me quieres alfileres? (multiformas de quereres) toca explorar el mundo de las relaciones. Y todo desde el punto de vista de los chicos y chicas integrantes de Mundo Quinta, claro está.

Los facilitadores de Cross Border Project han querido darle una vuelta de tuerca al proceso de creación de este curso y les han propuesto trabajar con el teatro documental y la técnica de verbatim, como ellos mismos han explorado en algunos de los montajes de la compañía (Fiesta, fiesta, fiesta y Casa). Así pues, grabadoras de mano, [email protected] [email protected] de Mundo Quinta han preparado las entrevistas y entrevistado a personas coetáneas y de otras generaciones. El resultado de las transcripciones literales de esas entrevistas, y de los miedos, inquietudes, deseos y expectativas con el mundo de las relaciones nos sacude a todos, han producido la dramaturgia de ¿Me quieres alfileres?

El texto, claro, está cargado de verdad. Ya lo estaba en el resto de montajes de Mundo Quinta, pero ahora con más razón porque asistimos a las palabras literales de seres humanos “vivitos y coleantes”, a cuyos modos de hablar, dubitaciones, coletillas, acentos, han tenido que adaptarse los actores y actrices de Mundo Quinta. El resultado, como en otras ocasiones, es un collage de estampas vitales llenas de honestidad y energía. Desnudas, puras, atrevidas, hermosas, deslenguadas, soberbias. Todo con un tono de confesión trascendental, con un apremiante sentido del aquí y el ahora que nos invita a sentir y exprimir cada momento vivido… como lo hace un adolescente.

Es una maravilla estar sentada en el patio de butacas como adulta y asistir a esta catarsis: reconocerse después de tantos años en esos miedos, en esa vitalidad, en esa osadía, deshacerse una vez más de todos los tópicos preconcebidos y admitir que, aunque su “oficio” a muchos les parezca sacarnos de quicio a los adultos, los adolescentes son absolutamente deliciosos. Absolutamente necesarios.

Gracias “Quintis” por prestarnos cada curso un rato vuestros ojos límpidos y críticos para mirar el mundo con más valentía y más detenimiento. Gracias a Cross Border por dejarles hablar y sacar lo mejor de ellos. Gracias  Espacio Abierto por auspiciar este proyecto que rompe moldes, cambia conciencias y sacude el aletargamiento de nuestra “adultez.

Por Eva Llergo

 

DATOS TÉCNICOS:

Vista el 26 de junio de 2022 en Espacio Abierto Quinta de los Molinos 

DIRECCIÓ Y  DRAMATURGIA
Belén de Santiago

COORDINACIÓN
Susana Rubio

 

PUESTA EN ESCENA

Belén de Santiago y Ángel Perabá

INTÉRPRETES
Allison Ortiz, Andrea Santamaría, Ares B. Fernández, Bravo Sánchez, H4rolo, Itziar G. Lich, Jakov, Javier Hidalgo, Julia, Lucía Ruiz, Ruth Martín, Sara Ramírez, Thy

ESPACIO SONORO Y PROYECCIONES
Pilar Calvo

PRÁCTICAS DE ARTE EDUCACIÓN
Mar Roldán

VERBATIM, COREOGRAFÍA Y MOVIMIENTO ESCÉNICO
Ángel Perabá

ILUMINACIÓN
Fermín Blanco Yarnoz

VESTUARIO Y ESCENOGRAFÍA
Vanessa Actif

FOTOGRAFÍAS

Javi Burgos

 

otras entradas recientes:

La reina que todo lo prohibía por La Troupe

La reina que todo lo prohibía por La Troupe

Por Mencía Barroso  La música, el arte y la belleza se mezclan en una de las salas del teatro Lara. El domingo 20 de noviembre decidimos ir al teatro, queríamos celebrar los Derechos de los niños y niñas, y qué mejor forma de hacerlo que con La reina que todo lo...

Mujercitas de Compañía La Bicicleta

Mujercitas de Compañía La Bicicleta

Por Eva Llergo El Teatro San Pol lleva desde 1983 acercando el teatro a los niños y a las familias. Son muchos, si no todos, los colegios y sus alumnos, que han pasado por su patio de butacas para ver y escuchar las historias de grandes clásicos como La Bella y la...