Por Sara Barquilla Guerrero

Express es una agencia de paquetería en la que una coordinadora trata de poner un poco de orden en esta plantilla tan pizpireta a la que se le acumula el trabajo. La jornada laboral de este grupo de muchachas curiosas y dinámicas se ve jalonado por una serie de sucesos que las distraen de sus tareas, siendo el más importante la llegada del cartero, quien provoca una oleada de suspiros y miradas robadas. Lo llamativo de esta empresa es que para la ordenación y distribución de paquetes se producen movimientos que exceden la normalidad. Las trabajadoras, en vez de caminar de un lado a otro con los pies, utilizan las manos; también se desplazan por el espacio con volteretas y la preparación de envíos se realiza a través de coreografías donde suele haber gente boca abajo.

El espectáculo combina las técnicas circenses con las situaciones divertidas. Sus números son variados, con acrobacias, equilibrios, uso de monociclo, la báscula y el mástil chino, aunque lo bueno no solo es la ejecución cuidadosa y bien acabada de los mismos, sino cómo se integran en la narrativa, de tal manera que el espectador contempla los acrobacias con naturalidad aunque la realización de tales movimientos exige una preparación minuciosa. Por ejemplo, una de las técnicas que llama la atención por la sencillez con que se pone en escena es el porte acrobático: unas trabajadoras se suben encima de otras con soltura, así como las portadoras se mueven con aparente serenidad. Y de esta manera tan poco común llevan los paquetes de un lado a otro.

La habilidad física se combina con situaciones divertidas basadas en el clown, que expresa la ingenuidad de las trabajadoras, la ilusión con que reciben los paquetes, también el miedo cuando algo incontrolable se cuela en su rutina. El público se ríe con los “tropiezos” y las meteduras de pata que contrastan con la perfección del trabajo físico presentado en escena. Para uno de estos números de clown se busca la participación del público que disfruta no solo por sentirse parte del espectáculo, sino viendo “sufrir” a la persona elegida para abandonar la butaca. Así somos.

Uno de los elementos fundamentales del espectáculo es la música. Los temas seleccionados para la realización de los números o para la transición entre unas escenas y otras son muy acertados. Hay que destacar el famoso “Please Mister Postman” de los Beatles, con el que hace entrada el cartero que revoluciona aún más la agencia de paquetería.

Faltan7 consigue un espectáculo muy lírico por la conjunción de tres factores fundamentales que son el ritmo, la luz y la escena. Curiosamente contrario a lo que cabría esperar por ser un espectáculo circense, el ritmo es lento a pesar del dinamismo de las escenas, y obliga a fijarse en la ejecución de las acrobacias y equilibrios. En segundo lugar, llama la atención el color del espectáculo, derivado de la luz amarilla y suave, que crea una linda atmósfera retrospectiva, y del vestuario de tonos variados pero perfectamente combinados; el color de la ropa se apaga por la luz general pintando una totalidad armónica. Y el último, en las propias escenas la distribución de las intérpretes por el espacio y el juego con los montones de paquetes crean fotografías bellísimas. Las escenas en varios momentos parecen congelarse, pero en ellas alguien se sujeta con las manos o sobre la cabeza de otra persona provocando que el público disfrute de esta belleza visual creada a partir del movimiento, el equilibrio y la luz. Ahí está el engaño de Express: eso que parece tan sencillo y suave conlleva un gran esfuerzo físico y mental.

Faltan7 es una compañía Internacional formada por siete chicas y un chico procedentes de Irlanda, Israel, Italia y España, fundada en 2017 por ocho estudiantes de la 15ª promoción de la Escuela de Circo Carampa de Madrid. Su primer espectáculo, Express, ha recibido el Premio Fetén 2019 al Mejor espectáculo de calle y Primer Premio Circada 2018.

Express es un espectáculo para todos los públicos aunque en la sala apenas si había pequeño espectador. Este lo disfrutó y siguió el hilo narrativo incluso mejor que el adulto, que muchas veces exige un poco más de desarrollo. El pequeño espectador tiene más capacidad para fijarse en los pequeños detalles que las adultas pasamos por alto y este espectáculo está lleno de ellos.

Por Sara Barquilla Guerrero

 

 

Vista el 2 de agosto en el Centro de Cultura Contemporánea Conde Duque dentro del programa de Veranos de la Villa.

FICHA ARTÍSTICA

Idea original y creación: Cía. Faltan7.

Dirección: Miguel Muñoz.

Escenografía: Yeray González.

Vestuario: Pablo Rojas.

Diseño de iluminación: Carlos Marcos.

Intérpretes: Ina Gruener, Luca Sartor, Fifi Rossenblat, Mónica Suárez, Paula Garo, Naikel Blázquez, Moran Shoval y Libby Halliday.

Distribución: Elena Carrascal – Impulso * Distribución.

otras entradas recientes:

El alcalde de Zalamea, de José Luis Alonso de Santos

El alcalde de Zalamea, de José Luis Alonso de Santos

Sara Barquilla Guerrero El Festival Iberoamericano del Siglo de Oro, también llamado Clásicos en Alcalá, inaugura su XXIII edición con este gran clásico de Calderón de la Barca, bajo la dirección de José Luis Alonso de Santos y producida por la Comunidad de Madrid...

Radiografía(s) de Yo cuento

Radiografía(s) de Yo cuento

Por Eva Llergo Radiografía(s) es teatro y cine a la vez. Es documental y ficción. Es interpretación profesional y amateur. Y enlaza a dos mundos que parecen estar a millones de distancia: el arte dramático y la medicina. El proyecto Yo cuento surge en 2021 de dos...