Por Luis C. Fdez. Imaz

Tengo que reconocer que mi única experiencia con el mentalismo, hasta ahora, había sido el Manual de hechizos de Esencia, Canalización y Mentalismo para el juego de rol Rolemaster, un juego que los roleros más avezados lo consideran imposible de jugar. Así que, como buen aventurero, me fui a la sala OffLatina a ver a Javier Luxor en acción.

Como ya sabéis, Madrid ha recuperado su normalidad y el barrio de la Latina estaba hasta los topes. Lleno total también para ver el espectáculo y con un montón de pequeños espectadores. No es de extrañar, porque estábamos a punto de presenciar un espectáculo que no nos iba a dejar indiferentes, íbamos a ver en acción al Nostredamus de Bronce al mejor mentalista de Europa 2014-2015.

Sobre el escenario veíamos unas cuantas sillas, una mesilla y al fondo, en hueco de la pared, un sobre negro con un gran interrogante. Y de pronto, como si estuviera en su casa, sale Javier Luxor al escenario. Todo normal, salvo por una cosa, nos empieza a hablar de sueños, de esos que tenemos por cumplir; de sueños que nuestra mente asocia con lo imposible. Nos explica cómo nuestra mente impone limitaciones. Yo estaba muy atento —¿dónde está el truco?, pero… ¿dónde nos hemos metido? —pensé en ese momento. Nos empieza a contar su experiencia personal y nos revela su secreto. Como suponéis, yo no puedo contároslo aquí, para ello tenéis que ir a verlo. Pero lo que sí puedo aseguraros es que, después de ver el espectáculo, creo que tengo menos sueños imposibles.

Y es que el espectáculo de Luxor es una mezcla de terapia motivacional, monólogo cómico y un montón de trucos de magia y mentalismo; toda una oda al optimismo que viene muy bien en estos tiempos.

Tras ver su primer truco, creerás que Javier es capaz de sacarte al escenario y, como haría un Jedi, con su voz y el ligero movimiento de su mano, conseguir que hagas lo que él está pensando. También pensarás que es capaz de leerte la mente con solo echarte una mirada, e incluso que es capaz de adivinar los números de la lotería. Mi vecino de asiento estuvo a punto de ir corriendo a preguntárselo.

Pero tranquilos, Javier no va a usar sus poderes para hacéroslo pasar mal, todo lo contrario; siempre pide voluntarios, sobre todo aquellos que estén encantados de salir al escenario para ponérselo difícil y probar hasta dónde es capaz de llegar con sus trucos y poderes mentales.

En este espectáculo, Javier Luxor ha reunido los sueños que ha tenido desde que era niño. Y cuando conozcáis cuál es el último, al igual que los pequeños espectadores y yo coincidiréis en que merece lograrlo. No había más que mirar alrededor para ver como los más pequeños no paraban de reír, de sorprenderse con cada uno de los trucos y de preguntarse cómo el mentalista era capaz de hacer el cada vez más difícil todavía. ¡Es imposible!, decían. Pero os aseguro que allí abajo, en la sala OffLatina, esa tarde-noche, todo era posible, hasta echar una partida de Rolemaster.

Por Luis C. Fdez. Imaz

DATOS TÉCNICOS:

Vista el 16 de octubre en la sala OffLatina (Calle de los Mancebos, 4, 28005 Madrid)

GÉNERO
Mentalismo

COMPAÑÍA
Javier Luxor

INTÉRPRETES
Javier Luxor

AUTOR-ADAPTADOR
Javier Luxor

DURACIÓN DEL ESPECTÁCULO
70 minutos

 

otras entradas recientes:

La reina que todo lo prohibía por La Troupe

La reina que todo lo prohibía por La Troupe

Por Mencía Barroso  La música, el arte y la belleza se mezclan en una de las salas del teatro Lara. El domingo 20 de noviembre decidimos ir al teatro, queríamos celebrar los Derechos de los niños y niñas, y qué mejor forma de hacerlo que con La reina que todo lo...

Mujercitas de Compañía La Bicicleta

Mujercitas de Compañía La Bicicleta

Por Eva Llergo El Teatro San Pol lleva desde 1983 acercando el teatro a los niños y a las familias. Son muchos, si no todos, los colegios y sus alumnos, que han pasado por su patio de butacas para ver y escuchar las historias de grandes clásicos como La Bella y la...