Por Beatriz Bárez

¡Ábrete Sésamo! ¿Quién no ha escuchado nunca esta expresión? ¿Quién no la ha utilizado al intentar abrir una puerta, un armario o un cajón? Sin embargo, ¿y si se usara para abrir un libro? Caleidoscopio teatro nos introduce, con su obra infantil, los libros como elementos mágicos que nos llevan a desarrollar la imaginación y vivir, por unos instantes, en mundos fantásticos.

Para celebrar el 40 aniversario de la compañía zaragozana, ha vuelto a los escenarios esta obra de ensueño y magia sobre cómo los libros hacen volar la creatividad y la imaginación. Mediante el uso de máscaras, marionetas, muñecos, luces y gestos, sin necesidad de utilizar palabras claras, tan solo sonidos, se nos presenta una situación que, para toda familia, actualmente es muy común: un niño recibe como regalo de cumpleaños, por parte de sus padres, un libro. Se puede ver en la forma en la que reacciona que no es algo que le agrade, pero pronto se da cuenta de que es un tesoro que esconde numerosas aventuras divertidas y emocionantes. La trama de la obra sumada a la participación que tiene el público durante la misma y el juego que se hace con letras y diferentes personajes, hace que, principalmente el público infantil, no se percate de que están viendo una obra de teatro sino que lo ven como un momento de recreo y disfrute.

En cuanto a la puesta en escena, cabe destacar el juego de luces frente a la completa oscuridad del fondo del escenario. Los elementos que aparecen en el mismo están hechos a partir de un material que, al ser enfocado con las luces, es reflectante y parece brillar en la oscuridad, lo que llama la atención y mantiene, sin ninguna duda, la atención de los más pequeños en lo que está sucediendo frente a ellos. Además, tras recibir el regalo el personaje principal, podemos distinguir claramente las diferentes historias en las que el se va introduciendo durante la lectura del mismo, como si fuera un libro con múltiples cuentos: el cuento sobre una princesa atrapada en un castillo o torre vigilada por un dragón; una persecución espacial; un viaje marítimo turbulento… Además, el chico está presente en cada uno de los relatos, ya sea como espectador o participando él mismo en ella. No obstante, lo que más llama la atención es que los elementos de muchas de las historias cobran vida y, de hecho, parece que tú mismo acabas entrando en ellas. Los objetos principales de cada uno de los cuentos se convierten en figuras y marionetas gigantes que empiezan a pasear por encima y alrededor de los asientos del público, pudiendo interactuar con ellos, tocarlos, jugar con los mismos… Este último aspecto, indudablemente, atrae mucho la atención de los pequeños espectadores que están presentes en el público. Se podía escuchar el deseo que tenían de interactuar con ellas; su risa y como parecían disfrutar, no solo cuando nos metían dentro de las historias, sino también por cómo eran los disfraces y el movimiento de las marionetas…, y los “¡Wow!” o “¡Hala!” cada vez que salían nuevos personajes del escenario a los asientos.

En definitiva, al ver las reacciones, no solo de los pequeños espectadores de la sala, sino también de sus familias y los adultos, puedo recomendar encarecidamente el visionado de esta obra. El juego que se hace con los personajes y los diferentes elementos que conforman el acto, junto al mensaje que transmite que, ahora más que nunca, es necesario que los más jóvenes aprendan a apreciar la lectura y disfrutar de ella, son aspectos por los que, definitivamente, vale la pena el ir a presenciar ¡¡Ábrete Sésamo!! Es indispensable que los niños que sepan que los cuentos y los libros son como pequeños tesoros que, en forma de palabras, esconden grandes riquezas que amplían la distancia a la que pueden hacer volar su creatividad e imaginación.

Por Beatriz Bárez

DATOS TÉCNICOS:

Vista el 4 de febrero de 2024 en Sala de Teatro Cuarta Pared de Madrid.

  • Autor: Roberto Barra
  • Dirección artística: Azucena Gimeno
  • Dirección técnica: Roberto Barra
  • Diseño iluminación: Roberto Barra
  • Diseño gráfico: Sergio Abrain
  • Máscaras y elementos: Taller Caleidoscopio
  • Vestuario: Penélope – M. Portero
  • Actores y manipuladores: Roberto Barra, Azucena Gimeno, Vicente Martínez, Eva Lago y Emilio Gazo
  • Técnico de luz y de sonido: Emilio Gazo
  • Banda sonora: Selección de Roberto Barra
  • Figuras hinchables: Maigar Grup
  • Producción: Caleidoscopio Teatro y Gobierno de Aragón
  • Duración: 60 minutos

otras entradas recientes:

Vivo, Vivaldi de 10&10 Narváez, Runde y Sanz

Vivo, Vivaldi de 10&10 Narváez, Runde y Sanz

Por Eva Llergo Desde que en 2020 el ciclo Rompiendo el cascarón de teatro para bebés tuviera su XIII y última edición, el mundo de las artes escénicas para la primerísima infancia (0-3) se había quedado huérfano en Madrid. Afortunadamente, la compañía de danza teatro...