Por Natasha Stefan García

El cuento Dumbo. El elefante volador, creado por Helen Aberson, ha dado la vuelta al mundo y ha formado parte de la infancia de varias generaciones. Esta historia, que se hizo especialmente conocida a raíz de la versión cinematográfica de Walt Disney en 1941, nos invita a abrazar aquellos aspectos que nos hacen diferentes, pues estos son precisamente los que nos permitirán ser nosotros mismos y volar todo lo lejos que queramos.

Como es costumbre para Candileja Producciones, que promueve diversos valores socioeducativos en sus obras, esta nueva versión musical de Jesús Sanz-Sebastián intensifica y proyecta este mensaje de aceptación e inclusión. Así, aunque la narrativa del argumento sigue centrándose en el elefante de grandes orejas, esta se adapta con precisión al contexto sociocultural actual, convirtiéndose en un espectáculo contra el bullying, que refleja la importancia de los lazos familiares y sociales en un ambiente de respeto y apoyo.

En concreto, la relación entre Dumbo y su madre constituye un punto esencial, que no solo se centra en la situación del pequeño, que intenta reunirse con ella, sino en aspectos mucho más humanos y profundos, como el miedo del hijo ante la idea de que su madre se avergüence de él por ser diferente a los demás. También se reflexiona sobre los propios temores de la madre, que, más vulnerable, puede verse superada por una situación en la que se encuentra sola, remando a contracorriente y luchando con todas sus fuerzas para que nadie haga daño a su hijo.

Por su parte, en esta reinterpretación Dumbo sale por decisión propia del circo para buscar su talento. Cuestión que, para él, se traduce en descubrir algo por lo que le puedan admirar y así lograr que le acepten. El pequeño emprende esta misión junto a su amigo el ratoncito, pero será una vieja y divertida paloma la que les ayude a comprender que uno no tiene que ocultar aquello que le hace distinto para intentar ser normal, sino que debe ver su propia belleza, para quererse y brillar con luz propia. Además, desde el punto de vista escenográfico, el espectáculo cuenta con números musicales muy elaborados, que aúnan canto, baile y circo en un original diseño, repleto de colores y magia.

No obstante, la función no solo destaca por su narrativa y números musicales, que cuentan con grandes voces y actuaciones, sino por las decisiones que, desde dirección, han permitido que esta respalde su mensaje mucho más allá del plano argumental. Así, con el objetivo de hacer la función accesible para el mayor número de personas, la obra cuenta con la representación simultánea de los diálogos y de todos los números musicales en lengua de signos y la posibilidad de ampliar el sonido mediante el uso de auriculares. Del mismo modo, la decisión de que dos actrices con síndrome de Down den vida al papel de Dumbo supone una declaración de intenciones clara, que busca normalizar la participación de profesionales con capacidades diferentes en el espacio teatral. De este modo, la historia del pequeño elefante refleja a su vez una imagen nítida de nuestra sociedad, que, en muchas ocasiones, llega a ser cruel con aquellos que, por un motivo u otro, no encajan con precisión en ese patrón normativo que se dibuja para nosotros.

Esta propuesta ha obtenido como respuesta una gran afluencia de público familiar y de espectadores con capacidades diferentes, que han disfrutado de este espectáculo interactivo con total comodidad y en igualdad de condiciones, sin parar de aplaudir y bailar en el patio de butacas.

En definitiva, Dumbo. El Musical, configura un espectáculo familiar muy atractivo, tanto a nivel estético como narrativo, con una versión del clásico innovadora, que cuenta con nuevos personajes y situaciones, pero que también mantiene la esencia del cuento que nos enamoró de niños. Se trata de una reflexión educativa sobre el escenario destinada a grandes y pequeños, que logra concienciar sobre el bullying y conquistar a sus espectadores con gran éxito.

«Aquellas cosas que te hicieron estar abajo, te llevarán hacia arriba» (Dumbo, Walt Disney).

Por Natasha Stefan García

 

DATOS TÉCNICOS:

Asistencia a la función el 05/11/2023 en el Teatro Reina Victoria de Madrid

Dramaturgia y dirección: Jesús Sanz-Sebastián

Composición y Dirección musical: Julio Vaquero

Jefa de Producción: Mercedes Sebastián

Diseño de acrobacias: Jose Sánchez Sánchez (Yama)

Letras: Jesús Sanz-Sebastián

Vestuarios: Juan Ortega

Diseño de marionetas: Ester S. Rus y Juan Ortega

Escenografía: Candileja Producciones Teatrales S.L.

Diseño de iluminación: José Villegas

Diseño de sonido: Tomás Pérez

Diseño de cartel: María La Cartelera

Asesoramiento y adaptación de lengua de signos: Laura M. Golvano y Montse García Grados

Asesoramiento y Docencia taller «Volar con las Orejas»: Cristina Sanz

Asesoramiento y Casting actores con discapacidad: AMÁS ESCENA de GRUPO AMÁS

Compañía: Candileja Producciones

Reparto: Vero Fernández y Ana Martín (Dumbo) • Luis Visiedo y Daniel Galán (Cacahuete) Lola Segura y Pilar Rivera (Indi) Neus Aranda e Irene Viyuela (Mamita) Germán Prenta y Josep Segarra (Mazorca)

*Datos de interés: 

Duración aproximada de 70 minutos

Espectáculo recomendado para todos los públicos

Todas las representaciones de este espectáculo cuentan con intérprete en LSE

Este espectáculo dispone de bucle magnético sonido amplificado con auriculares

otras entradas recientes:

La idea de Gustav Holst

La idea de Gustav Holst

Por Violeta Cobo Me pregunto qué pasaría si de repente se intercambiaran todos los papeles entre hombres y mujeres en un país. ¿Reinaría el caos? ¿O en cambio, todos estarían encantados? En la opereta cómica infantil La idea, se responden a estos interrogantes con...

El castillo de Lindabridis de Nao d’Amores

El castillo de Lindabridis de Nao d’Amores

Por Eva Llergo Aunque en el siglo XXI todos conozcamos a Calderón por su teatro filosófico (La vida es sueño), por sus dramas de honor (El alcalde de Zalamea) o por los autos sacramentales (El gran teatro del mundo) en su siglo, el XVII, sus obras más representadas...

¡¡Ábrete Sésamo!! de Caleidoscopio teatro

¡¡Ábrete Sésamo!! de Caleidoscopio teatro

Por Beatriz Bárez ¡Ábrete Sésamo! ¿Quién no ha escuchado nunca esta expresión? ¿Quién no la ha utilizado al intentar abrir una puerta, un armario o un cajón? Sin embargo, ¿y si se usara para abrir un libro? Caleidoscopio teatro nos introduce, con su obra infantil, los...