Por Natasha Stefan García

Los cuentos de hadas constituyen relatos eternos, que nos han acompañado durante generaciones y que forman parte de nosotros, desde nuestra más tierna infancia hasta nuestra adultez. De este modo, su origen, marcado por la tradición oral, establece un escenario libre en el que las reinterpretaciones son frecuentes. En este contexto, PerVersiones en el Bosque Encantado constituye una nueva visión de las narraciones de algunos de los cuentos clásicos tradicionales más conocidos. Una visión que, a través de la comedia, recupera su lado más adulto y transversal.

En este sentido, los cuentos de hadas no configuran en su origen historias infantiles, sino que la mayoría nacen de recopilaciones de relatos folclóricos, que se reúnen en antologías tan famosas como la de los hermanos Grimm o la de Perrault, entre otras. Además, la sexualidad, la muerte, el dolor o la violencia son temas explícitos en los primeros relatos que conocemos de cuentos clásicos como Blancanieves, Las siete cabritillas y el lobo o Hánsel y Gretel, que, junto a otros relatos, también aparecen en esta propuesta dramática.

Sin embargo, la esencia de este espectáculo reside en que la reinterpretación genera su mensaje desde el uso de un humor gamberro y transgresor, que sorprende y también expone de forma subyacente situaciones y problemáticas sociales reales de actualidad como la drogadicción, los prejuicios, las malas relaciones entre padres e hijos, el patriarcado o la salud mental.

No obstante, la reflexión sobre el mensaje responde a una cuestión personal y única, que pertenece la interpretación del espectador, siendo el objetivo principal del espectáculo el disfrute del público, que, en este caso, no paró de reír. Sobre esta cuestión comenta lo siguiente Israel Martín, dramaturgo, director y actor en esta obra, que accedió muy amablemente a hablar con el equipo de El pequeño espectador: «A partir del humor negro alejamos a los personajes del cuento y de la realidad. Si tú ves la primera historia, la de Pinocho, y ves a un toxicómano como un hombre real no tiene gracia, pero mediante la idea de pensar en un muñeco de madera logramos alejarlo. […] Es decir, no es un drama porque no son personajes reales y a través del humor se va dando forma a los mensajes en un segundo plano».

La obra configura una propuesta sugerente, fresca y dinámica, que cuenta con un texto dramático pulido, en el que los asistentes, al igual que Alicia cayendo por la madriguera, se introducen in medias res en las distintas historias del mundo del Bosque Encantado y, de forma paulatina, descubren sus interconexiones. Sin embargo, la función también ofrece improvisaciones, recursos audiovisuales, referencias a la cultura popular, interacción con el público e incluso breves números musicales, donde los actores muestran su dominio vocal. Además, los tres intérpretes ofrecen una actuación humorística brillante, en la que controlan con destreza el tiempo y el espacio. Todo ello enmarcado en una escenografía minimalista y mutable, que permite contextualizar con rapidez los distintos cuentos de forma original, con la ayuda de los cambios de vestuario y un versátil atrezzo.

Para finalizar, resulta conveniente resaltar que PerVersiones en el Bosque Encantado constituye una propuesta teatral en continuo crecimiento, que nació como un concepto mucho más acotado y que se ha ido expandiendo, con nuevos personajes y relecturas de los cuentos, a lo largo de los años. Así, aunque se cataloga como una obra para mayores de edad, en ella se tratan temas y referencias actuales que pueden ser de gran interés para muchos jóvenes menores de dieciocho. En consecuencia, fueron varios los asistentes adolescentes que, acompañados por sus padres o algún adulto, acudieron a la función y, además de comprender lo que ocurría en escena, disfrutaron a carcajada limpia. «Mis hijos han venido siendo adolescentes. […] No creo que haya problema, porque pienso que solo hay dos razones por las que no deberían venir. La primera, que no se enterasen de nada, porque carecería de sentido y no es el caso. […]. La segunda, que se tratasen temas para los que no están preparados y, aunque es cierto que hay palabrotas y bromas de índole sexual entre los personajes, no hay más de lo que ellos ya saben o han oído en la calle», reflexionó Martín.

«Algún día serás lo suficientemente mayor como para volver a leer cuentos de hadas» (C.S. Lewis).

Por Natasha Stefan García

 

DATOS TÉCNICOS:

Visita realizada el 23 de septiembre de 2023 en el Teseo Teatro de Madrid.

Dramaturgo y director – Israel Martín

Actores –  Irene Gutiérrez · Israel Martín · Manu Pulido · (Luis Montero)

Luces y sonido – Manolo Almaraz · (Manu Pulido)

Producción – Panza Teatro

Imágenes – Teseo Teatro · Panza Teatro

.

otras entradas recientes:

Quiero colapsar a tu lado, La Rueda Teatro Social

Quiero colapsar a tu lado, La Rueda Teatro Social

Por Sara Barquilla Guerrero ¿Cómo nos imaginamos el mundo dentro de unos años? ¿Somos capaces de visualizar un futuro posible en la actual situación de crisis ecosocial? ¿Sentimos ecoansiedad? La Rueda Teatro Social apuesta por darle espacio escénico a estos...

Vivo, Vivaldi de 10&10 Narváez, Runde y Sanz

Vivo, Vivaldi de 10&10 Narváez, Runde y Sanz

Por Eva Llergo Desde que en 2020 el ciclo Rompiendo el cascarón de teatro para bebés tuviera su XIII y última edición, el mundo de las artes escénicas para la primerísima infancia (0-3) se había quedado huérfano en Madrid. Afortunadamente, la compañía de danza teatro...