Por Luis C. Fdez. Imaz

The Cross Border Project lo ha vuelto a hacer. En esta ocasión, les ha entregado el poder de la expresión dramática a los jóvenes artistas que integran Generación Global, un proyecto de creación dramática que ofrece a adolescentes de entre 13 y 20 años la oportunidad de explorar sus experiencias, anhelos y preocupaciones, para después poder compartirlos con el espectador mediante el género del teatro documental y el teatro-danza, y bajo la dirección, tutela y enseñanzas de sus, seguramente orgullosos,  arte-educadores.

El resultado de tres meses de trabajo ha sido una pieza llena de energía y veracidad que gira alrededor del concepto del superhéroe, sus extraordinarias características y sus flaquezas; sin embargo, en realidad, esta no es más que la capa superficial de lo que ocurre sobre el escenario. Lo realmente interesante y valioso es que toda la obra les ofrece a estos jóvenes creadores la oportunidad para expresar de  manera abierta y sin tapujos su visión sobre el mundo. Un mundo que pretende que la juventud sea fuerte y madura, cuando lo que todavía necesita es «una madre que sea infinita» y comprensión, que muchos piden en silencio; una realidad que les golpea de forma constante y sin compasión, contra la que luchan a diario con los únicos poderes que tienen a su alcance: la evasión hacia recuerdos felices, sus deseos y el sueño por vivir en un mundo mejor, más justo, donde puedan ser ellos mismos sin que nadie les diga «lo que implica ser un hombre o una mujer».

Power es un espectáculo con fuerza y repleto de ideas, ideas que nacen en el interior de los valientes miembros de Generación Global, quienes se suben al escenario para exponerlas mediante la danza, la música, la expresión corporal, el vestuario y la palabra. El elenco hace suyos cada uno de estos lenguajes de manera que consiguen transportarnos a su terreno gracias a la verosimilitud que lo impregna todo; nadie podría negar que está asistiendo a la representación de la vida de un adolescente actual, pues estos jóvenes creadores han puesto sobre el guion su propia vida y actúan expresándose como lo haría cualquiera de ellos, mediante su música, su forma de bailar, su manera de moverse, su ropa, su habla… Gracias a conocer muy bien lo que quieren transmitir consiguen que el mensaje llegue con intensidad al espectador: el mundo está mal, es injusto, existen dificultades incomprensibles, pero ellos tienen power para poder cambiar las cosas si se lo proponen.

Por otro lado, debemos destacar el trabajo que han desarrollado en los talleres dramáticos. Es increíble cómo en tan poco tiempo, estos chicos han llegado a poder trabajar tantas técnicas diferentes. En la obra destaca la esencia del teatro documental, de modo que la experiencia vital de estos jóvenes se convierte en la base sobre la que se apoyan las diferentes escenas. Todas ellas llegan acompañadas de un título en letras blancas sobre el fondo oscuro del escenario que sirven como guía al espectador, y todas ellas son variadas, fragmentadas, como si estuviésemos recorriendo una mente adolescente. Como espectadores asistimos a un espectáculo que trabaja mímica, diálogos, monólogos, danza, expresión corporal, la ruptura de la cuarta pared, yodo ello con profesionalidad, pero de una manera vívida y sentida.

Al final de la muestra, Generación Global mantuvo un coloquio con los espectadores y cada uno de los chicos contó cómo había sido su experiencia en los talleres de educación dramática. Pudimos comprobar las ventajas que habían adquirido: seguridad y confianza, mayor y mejor expresividad, conocimiento sobre las técnicas dramáticas… así que no podemos dejar de dar la enhorabuena a sus arte-educadores por el resultado que han obtenido con este grupo de adolescentes, tal y como hizo este sábado el público del Auditorio Paco de Lucía, y quedarnos a la espera de poder disfrutar otra vez de una obra como esta.

Por Luis C. Fdez. Imaz

DATOS TÉCNICOS:

Vista el 26 de junio de 2021 en el el Centro Cultural Paco de Lucía

Compañía The Cross Border Project – Proyecto Generación Global

Dirección: Escuela Cross y Marina Santo.
Dramaturgia: Grupo Generación Global, Escuela Cross y Marina Santo.
Generación Global 2021 son:
Jana Altarejos, Marina Álvarez, Lola de la Carrera, Lucía Colino, Mercedes Gallego, Leticia Guillen,  JeanPi Montoya, Andrea Ortiz, Valeria Pérez, Jairson Pires, Nur Rendón, Audrean Rivera, Yadira Sáenz, Fátima Salazar e Iván Valero.
Coordinación: Susana Rubio.
Imagen: Javier Burgos.
Con la colaboración de: CEAR (Elena Mendez).
Escenografía: Escuela Cross.
Iluminación: Braulio Blanca.
Vestuario: Generación Global.
Espacio Sonoro: Generación Global y Ángel Perabá.
Producción: 21distritos y Escuela Cross.
Duración: 40 min.

 

otras entradas recientes:

La reina que todo lo prohibía por La Troupe

La reina que todo lo prohibía por La Troupe

Por Mencía Barroso  La música, el arte y la belleza se mezclan en una de las salas del teatro Lara. El domingo 20 de noviembre decidimos ir al teatro, queríamos celebrar los Derechos de los niños y niñas, y qué mejor forma de hacerlo que con La reina que todo lo...

Mujercitas de Compañía La Bicicleta

Mujercitas de Compañía La Bicicleta

Por Eva Llergo El Teatro San Pol lleva desde 1983 acercando el teatro a los niños y a las familias. Son muchos, si no todos, los colegios y sus alumnos, que han pasado por su patio de butacas para ver y escuchar las historias de grandes clásicos como La Bella y la...

Entre almendras anda el juego por Aracaladanza

Entre almendras anda el juego por Aracaladanza

Por Natalia Pestaña Como en un sueño La Quinta de los Molinos, ese precioso jardín arbolado, ha bailado con Espacio Abierto. Si hace un año Espacio Abierto conseguía que Aracaladanza bailase en la finca de la Quinta, este año, con el inicio de su magnífica temporada...