Por Bruno García Tardón

En mi segunda visita a esta emblemática sala dedicada al teatro y las artes escénicas para la infancia (en la primera pudimos disfrutar de “La receta de la vaca feliz”), mi percepción no puede ser mejor con el trabajo que plantean y proponen. Mi sincera enhorabuena desde el principio.

 Todos los detalles organizativos están preparados con mimo y cuidado; en el acceso y la atención al público, así como en la introducción a la obra que realizan de manera previa a la puesta en escena.

¡Y qué puesta en escena! Con respeto y sobrias adaptaciones al texto original de los Hermanos Grimm, un actor (Daniel Lovecchio) y dos actrices (Nerea Lovecchio y Ave Mª Tejón) representan diferentes escenas en las que se entrelazan diferentes personajes, situaciones y recursos artísticos.

 Pudimos ver a una familia desear tener un hijo, el trote de un caballo o presenciar el asalto a una iglesia, por citar algunos de los vibrantes momentos que pudimos disfrutar. Todo ello mientras escuchábamos música en directo, contemplábamos recursos mágicos o continuas apariciones de objetos que, en algunos casos, cobraban vida.

 ¡Y qué técnicas! Desde el principio se pudieron observar cómo los espacios y su utilización estaban estudiados, el trabajo de los niveles sobre el escenario, el equilibrio, las trayectorias… Trabajo “de manual” y obligado visionado para los amantes de las artes escénicas en general y la expresión corporal en particular. Y todo ello con un vestuario tan elegante como bien combinado. ¡Qué bonito!

Foto obtenida de https://www.tyltyl.org/pulgarcito/

Todo, no lo perdamos de vista, con Pulgarcito de protagonista y contándonos una historia que, sin duda, atrae la atención de los pequeños espectadores y de las pequeñas espectadoras, especialmente a partir de los 3-4 años. Los míos, que superaban esa edad, disfrutaron y siguieron el argumento propuesto (hay que decir, utilizando palabras de mi compañera Eva Llergo, que son pequeños espectadores entrenados), pero el más pequeño, de un año, también mantuvo la atención a su manera, claro. Ayudaron los juegos de luces y la música para que lo hiciera durante los cuarenta minutos aproximados de producción.

 
Foto obtenida de https://www.tyltyl.org/pulgarcito/

Observará el lector o la lectora que no hemos citado una palabra de cinco letras cuya referencia parece obligada en cualquier reseña enmarcada en la triste e histórica pandemia que vivimos. Y terminaré mi primera reseña desde hace semanas sin utilizarlas, destacando simplemente que todo está cuidadísimo, como ya ha sido explicado al principio y señalando que la interacción con los artistas, gracias a la cercanía, rigor y profesionalidad de todas las personas que trabajan en Tyl Tyl no solo es posible, sino que nos traslada a momentos no tan lejanos que, como bien se dijo, seguro que vuelven, muy pronto. Mientras tanto, apoyemos este trabajo porque la cultura es segura.

 Y con el obsequio final de Pulgarcito a las pequeñas personitas asistentes, colorín, colorado, este cuento lo hemos disfrutado.

Por Bruno García Tardón

 

DATOS TÉCNICOS (obtenidos de la página web de la Compañía):

Visto en el Teatro Tyl Tyl (Navalcarnero) el domingo 17 de enero de 2021

 Intérpretes: Nerea Lovecchio, Ave Mª Tejón, Daniel Lovecchio.

Asesor de magia: Rafa el mago coleta.

Repostería: Maite Girón Pardo.

Diseño y Realización de Escenografía: Teatro Tyl Tyl / Alfredo Gómez.

Diseño de Luces: teatro Tyl Tyl

Diseño y Realización de Vestuario: Maty

Música: Daniel Lovecchio

Técnico de Luz y Sonido: Práxedes Parada

Fotografía: Israel López López

Producción: teatro Tyl Tyl / Lapotínguele Producciones

Distribución y campaña escolar: Ave Mª Tejón

Autor/a: Hnos Grimm / Daniel Lovecchio

Dirección y puesta en escena: Daniel Lovecchio

 

 

 

 

otras entradas recientes:

Earwig y la bruja de Goro Miyazaki (Studio Ghibli)

Earwig y la bruja de Goro Miyazaki (Studio Ghibli)

Por Eva Llergo Tras seis años de silencio tras el estreno de El recuerdo de Marnie, Studio Ghibli vuelve a las pantallas para, además, dar el salto a la animación por ordenador. Algo que produce cierta perplejidad en nuestros pequeños espectadores que, en cuanto...

Tchocolatl de Compañía Payasa Pa Viajera

Tchocolatl de Compañía Payasa Pa Viajera

Por Lorena Cámara ¿Qué podemos hacer un domingo a las 11 de la mañana? Entre la infinidad de planes con los que contamos, quedarnos en casa jugando con los peques, una visita al museo, pasear por un parque hermoso, ir a la piscina…nosotras hemos decidido apostar por...